Tel.: 678 066 336 | info@elisabetbach.com
Quan t’hi jugues molt, les dades són clau

Notícies

¿Qué tipo de financiación necesita tu microempresa?

La mayoría de negocios necesitan financiación. Tanto si están en fase de creación, de crecimiento, como de consolidación. Lo que varía es el tipo de financiación a la que puede acceder cada uno. Variará según el tipo de empresa y la fase en la que se encuentra como es el caso de las microempresas.

Vamos a repasar los diferentes tipos de financiación más habituales entre las microempresas:

  • Los fondos de la persona que promueve el negocio: es una de las formas más comunes. Es habitual que, en la creación del negocio o bien simplemente cuando éste necesita dinero, la persona promotora realice dicha aportación.
  • Otra fuente de financiación son las entidades financieras. Muchas empresas se encuentran con fuertes escollos a la hora de acceder a dicha financiación, dado que estas entidades son reacias a prestar dinero a empresas que no tienen un histórico sobre el que evaluar su capacidad de devolver el dinero que les han dejado. Por lo tanto, se hace especialmente difícil para empresas de nueva creación o bien para aquellas que aún tienen un beneficio reducido. Pero dentro de la financiación que ofrecen los bancos hay productos a los que pueden acceder las microempresas:
    • Los préstamos a largo plazo, adecuados para empresas que realizan inversiones a medio y largo plazo. Por ejemplo, maquinaria, vehículos, arreglo de un local. En este apartado también se incluyen los préstamos tipo ICO e ICF.
    • El renting también es una forma de financiación de activos que permite tener una cuota fija y transformar una financiación en un alquiler. Es habitual en vehículos y equipamiento informático.
    • El descuento de efectos y/o de pagarés. Este producto es adecuado cuando la empresa debe pagar a proveedores antes de haber recibido el cobro de los clientes. Esta figura permite disponer del dinero a cambio de un coste de intereses. Si la empresa que necesita la financiación tiene una solvencia limitada pero los clientes que emiten los pagarés son muy solventes, las entidades realizan el descuento. Por lo tanto, esta forma de financiación también puede ser adecuada para negocios de nueva creación.
    • El confirming también es un tipo de financiación que viene de los clientes, ya que tienen acuerdos con sus entidades financieras que facilitan que la empresa proveedora pueda adelantar el dinero de la factura. En este caso, también, la solvencia la facilita el cliente.

Paralelamente, han aparecido nuevas figuras que facilitan financiación y que, en algunos casos, pueden ser una buena opción. Es lo que llamamos financiación alternativa o no bancaria. Las más habituales en el caso de las microempresas son:

  • Crowdfunding de préstamo: el crowdfunding permite recibir dinero de diferentes personas aportantes. El medio que lo facilita son plataformas de Internet, las cuales ponen en contacto las empresas y las personas que quieren invertir. En el caso del crowdfunding de préstamo, su funcionamiento es similar al de las entidades financieras, ya que la financiación que se facilita se devuelve en unos plazos acordados y con un interés. La principal diferencia es que no computa en la CIRBE, es decir, en la Central de Información de Riesgos del Banco de España. Las figuras más habituales para las microempresas son los préstamos a corto y a medio plazo y el descuento de pagarés. Estas plataformas se dirigen a empresas solventes, con beneficios y un mínimo de 3 años en el mercado. En el caso del descuento de pagarés, pero, si la empresa que emite y paga el pagaré es solvente, aceptan avanzar a negocios de nueva creación o que no cumplan las características mencionadas.
  • Crowdfunding de recompensa: esta es una opción que la utilizan muchas empresas tanto de nueva creación como consolidadas para testar y validar su producto así como para obtener financiación. Consiste en pedir unos fondos y ofrecer, a cambio, unas recompensas. En muchas ocasiones esta recompensa es el mismo producto y, por lo tanto, es una forma de tener un pago por anticipado y empezar a producir bajo pedido.

En varias ocasiones los clientes parten de la idea de que la financiación tradicional y la financiación alternativa son excluyentes, es decir, optas por la forma alternativa si no se puede conseguir financiación de los bancos. Todo lo contrario, son opciones complementarias. Diversificar los tipos y fuentes de financiación fortalecen los negocios y disminuyen la dependencia de una sola entidad.

Si quieres conocer mejor cuál es la financiación más adecuada para tu negocio, participa en las formaciones que hacemos. Consulta las fechas en nuestra agenda.  ¿Buscas financiación?

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Top

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies